A partir de los 60 camina, camina y camina

Útil, sencillo y práctico. Caminar nos mantiene jóvenes y armoniosos hasta el momento en que dejamos de hacerlo.

Seguramente el hecho de caminar se nos presenta como la primera aproximación histórica a la práctica de la actividad física. Así esta condición nos ha marcado como especie avanzada en la cadena evolutiva.Caminar ha sido el hecho diferencial (junto con la la posibilidad de coger objetos con la mano) que nos ha distanciado de otros seres vivos situados por debajo en la estructura darwiniana. Caminar ha sido la base para poder desplazarnos, alimentarnos y protegernos y ahora debe seguir siendo factor clave en el desarrollo de la vida humana. Caminar entendido como una práctica de moderada intensidad (5 Km / hora) con un trabajo aerobio (me permite hablar mientras camino) y aportando una batería de beneficios psicológicos, físicos y sociales de inestimable valor. Caminar (mejor en compañía) será el más eficiente antidepresivo, pues aumentaré el conocimiento de mi entorno, esto hará que me sienta más partícipe, con mejor autoestima y sentido del humor. Sensación de pertenencia al grupo.Caminar, por la vertiente física, hará aumentar mi gasto en calorías contribuyendo a la pérdida o el mantenimiento de mi peso corporal, regulará mis niveles de tensión arterial, me controlará / retrasará la aparición de la osteoporosis (caminar bajo el sol también rema a favor de este beneficio) y me hará aumentar la masa muscular y los niveles de coordinación que proporciona el ejercicio. Además caminar hará sentirme capaz de …., útil para …., necesario en …. y alejará de mi interior la sensación de vacío, carga o molestia. Mi bienestar físico y emocional hará que asuma esta nueva etapa de la vida llena de iluminación, ilusiones y proyectos.

Caminar es gratuito en lo que se refiere a la parte económica y inmensamente rico por parte de los privilegios para la salud. Será pues esta la primera gran recomendación, la de caminar entre 45 minutos y una hora, como mínimo y cada día, para poder luego apuntarse a otras propuestas más osadas. El hecho de cumplir años nos debe posicionar en favor de seleccionar la actividad física más adecuada , en el caso de la 3 ª edad debe ser una actividad de bajo impacto (no agresiva en las articulaciones y estructura ósea) y de moderada intensidad cardiovascular.

No se nos ocurre mejor propuesta que la de CAMINAR!!

Author

Joan Carles Folia