ATLÉTICO-BARÇA, la diferencia: la potencia de la mente.

No podrá ser, este año la familia blaugrana se quedará sin el ansiado y otras veces conseguido triplete con el que hace sólo unas semanas se contaba. La diferencia técnica, táctica en sus modalidades individual y colectiva era y es innegable entre los jugadores del Barça y cualquier otro equipo del mundo pero una vez más se ha demostrado que lo que realmente impera en la consecución de los títulos, no tan solo en el deporte profesional sino también en el amateur y en la vida misma es la preparación emocional y psicológica con la que encaramos los retos que la competición te plantea. Ya hace semanas, meses, que este magnífico equipo nadaba en la abundancia, en el éxito, en la perpetua excelencia y es justamente en esos momentos de bonanza deportiva cuando más hay que preparar el canal emocional y psicológico para no desfallecer. Cuando la rutina de victorias es prolífera es cuando un colectivo, un equipo, debe trabajar y preparar con más ahínco la potencia de la mente de los jugadores para establecer y controlar el momento del no éxito, del fracaso puntual, de la derrota momentánea, porque de no hacerlo ese pequeño traspiés puede convertirse en desencanto, depresión y acabar  con el comportamiento colectivo hasta ese momento victorioso. Cuando las cosas nos van bien, nadie piensa en preparar el descenso, si lo haces (preparar la caída) el descenso se queda en un pequeño bache, sino lo haces el descenso puede entrar en barrena. Nuestro cerebro determina todos y cada uno de nuestros comportamientos y cuando está acostumbrado a que todo fluya se acomoda y debemos lanzarle experiencias de fracaso para vacunarlo y tenerlo preparado para cuando llegue la enfermedad. Siempre hay una bajada, debemos anticiparnos y haber dispuesto un protocolo de actuación frente a ella.

 

La diferencia entre el Atlético i el Barça se reduce a ese matiz mental. Simeone trabaja con toda la paleta emocional en la preparación psicológica de su equipo, el Barça se acomodó en los colores alegres. Vamos a ver a partir de ahora cómo salen del equilibrio éxito-fracaso, vamos a ver cómo se mueven en aguas turbulentas.

Author

Joan Carles Folia