El valor de la asignatura de educación física

Las matemáticas, como la lengua y el conocimiento del medio social y natural son importantes pero de los 0 a los 14 años la materia que más integra, desarrolla y potencia a las personas es la educación física. Trabajamos al mismo nivel que las demás.

Los que hemos tenido y aún tenemos el privilegio de poder dedicarnos al maravilloso mundo de la educación, los que hemos podido y podemos formar parte de la intrépida aventura de poder transmitir contenidos o actitudes a las personas, especialmente a niños y jóvenes sabemos de la importancia de  todas y cada una de las materias que se imparten tienen en el desarrollo de la gente. No descubro nada si os cuento que tradicionalmente ha habido áreas que han sido maltratadas por su valoración dentro del llamado plan de estudios, es decir el camino que se ha diseñado para que todos los niños y niñas vayan caminando de la misma manera como si todo el mundo fuéramos iguales, áreas como la plástica, la música y por supuesto la “gimnasia”. Las tres marías que siempre aprueban y sino pues tampoco pasa nada. Afortunadamente este ignorancia popular con el paso de los años se ha ido corrigiendo tanto en los claustros de maestros (por ejemplo el profesor de matemáticas sabe y defiende la importancia de la capacidad musical, plástica y motriz en el crecer de los humanos) como entre las familias y alumnos.
Los que nos hemos pasado más de veinte años demostrando a compañeros de profesión, alumnos, padres y madres de estos alumnos (con argumentos biológicos, pedagógicos, psicológicos) que la actividad física en estas edades primeras son la base de cualquier avance, también el de los aprendizajes cognitivos (las lenguas, las matemáticas ….) tenemos el pleno convencimiento de la educación física, como la música, el medio natural, el medio social, la geometría, … y todas las que se  deseen deben formar parte de la propuesta didáctica al mismo nivel sin marcadas diferencias.

No seré yo quien desestabilice esta correlación de igualdad entre todas las asignaturas de la escuela pero dejadme que os exponga un par o tres de motivos, para aquellos que todavía este artículo les puede sonar un poco a llorones, por lo que la educación física debe ser mucho y bien tratada en las escuelas e institutos de nuestro país:

Todas las capacidades físicas de la gente se consolidan entre el nacimiento y la edad de los 30 años, pero entre los 0 y los 15 años se decide (a menudo inconscientemente) nuestra forma de desplazarnos (caminar y correr), orientarnos (derecha-izquierda), apreciar distancias (lejos- cerca), reaccionar a los estímulos con decisión y firmeza (para evitar un atropello), utilizar la fuerza necesaria para hacer las cosas (nada menos), adoptar posiciones correctas en situaciones del día a día (sentarse o cargar peso), y un interminable etc. Pensar que en estas edades nuestro cerebro y nuestro cuerpo se encuentran en una situación de recibir y absorber información extraordinaria y tendremos que aprovechar estas ganas de chupar todo para hacer grande el saber cómo se hace una división o una raíz cuadrada pero también como voy preparando mi cerebro y mi cuerpo para mantenerlo durante toda la vida en un buen estado de conservación.
Los profesores de educación física deben ser vistos en las escuelas e institutos como los profesionales de la salud y son ellos los que se encargan de transmitir aquellos conocimientos y actitudes que, bien dispuestos, nos pueden hacer la vida más saludable. … Por supuesto que es importante la gramática de la lengua inglesa pero sin ella tal vez, sólo tal vez, salgamos adelante, otra cosa será que una mala posición corporal no corregida desde pequeño suponga dolores de espalda a partir de los 40. Se podían haber evitado.

Author

Joan Carles Folia