La verdadera historia del éxito

Un día por la puerta de mi consulta entró Miriam, llorando y diciéndome que se quería morir. Se sentía vacía, abandonada, sin fuerzas y con ganas de tirar la toalla. “Cada vez que entro por la puerta de mi trabajo me desmonto, creo que voy a perder la vida en ese sitio”. – Le recomendé que abandonara el trabajo si es que la vida estaba en juego y me dijo que tenía que alimentar a sus hijos, pequeños, ella sola. Fue ahí cuando le expliqué como entrenar su cerebro, como repetirse día tras día, cuando cruzaba el umbral del trabajo que “Super-mamá daba de comer a sus hijos por su valentía, esfuerzo y fortaleza” y eso tenía que ser la única cosa que pensaba al traspasar la puerta. Miriam lo hizo, se sintió fuerte, capaz y se repitió cada día del mundo la idea de Super-mamá, de mujer triunfadora. Miriam ha criado a sus hijos, es responsable de departamento de la misma empresa y ahora se siente realizada, no es feliz del todo – manifiesta- ¿pero quien lo es? “Yo estoy orgullosa de mi esfuerzo y agradezco que alguien un día me ofreciese la clave del éxito: dominar el pensamiento”- dice ella.

 Gracias Miriam por creerte que  podías conseguirlo.

Author

Joan Carles Folia