Para avanzar hay que marcar un objetivo y “vacunarse”

Muchas veces me preguntan cual es la fórmula mágica que permite avanzar a las persones. Cómo conseguimos ir evolucionando para poder corregir aquellos aspectos que no nos acaban de satisfacer y consolidar los que no hacen sentirnos bien. No conozco fórmulas mágicas para hacer funcionar nada de lo que nos rodea pero después de unos años, bastantes, de trabajar con y para gente creo que una pieza fundamental para ese crecimiento radica en la capacidad que tengamos (se puede trabajar) en fijar/visualizar el objetivo final. Igual que si queremos ir a Cádiz fijaremos el objetivo Cádiz y después veremos que carreteras, vehículos, etc son los más adecuados para llegar (si cojo el coche para ir a Cádiz sin fijar ese objetivo y empiezo a dar tumbos por las carreteras es poco probable que encuentre Cádiz) en nuestro circular por la vida deberemos fijarnos objetivos para poder marcarnos caminos por los cuales tendremos que transitar. Si queremos adelgazarnos, si queremos dejar de fumar, si queremos encontrar pareja o trabajo o si queremos aumentar nuestra empatía. Cualquier cambio que queramos realizar en nuestra vida deberá ir precedido por la fijación de un objetivo final. Ese objetivo final nos permitirá andar en una dirección pero durante la ruta tendremos diferentes baches (imprevistos) y tormentas (factores externos) que condicionarán nuestra marcha y que deberemos sortear con más o menos habilidad. Es muy importante cuando ya tenemos un objetivo marcado vacunarnos con pequeñas dosis (para llegar a Cádiz lo podemos hacer en etapas, para adelgazarnos podemos ir poco a poco regulando la bajada de peso hasta llegar al peso deseado). Fragmentar la consecución del objetivo último en pequeñas dosis (mini-objetivos) permite ir consiguiendo éxitos que se retroalimentan (recordemos que el género humano aprende y se tranforma o bien por mimetismo o bien por reconocimiento). Hoy hemos bajado  500 gramos ¡Que bien! eso hace que aumentemos nuestra motivación para llegar a la meta.

Saber donde vamos nos permite disfrutar del recorrido, sentirse perdido dificulta nuestra victoria.

Author

Joan Carles Folia