Gallery ¿Qué debe pensar el hijo de Mourinho?

Dicen que el hijo de Mourinho es la persona más ignorante del
mundo, porque en la escuela se pasa el día diciendo: ‘¿porqué?

Carta abierta al amigo Mourinho:

‘Caro colega’,
Seguramente desde la perspectiva puramente profesional
puedo llegar a entender, que no justificar, algunas de tus
estrategias en el intento de alcanzar la excelencia deportiva con aquellos
colectivos que lideras.
Seguramente puedo encontrar argumentos sólidos, que no morales, para
justificar tu manera de llevar adelante tu profesión. Incluso
soy capaz de poder defender algunas de tus palabras en
contadas ocasiones.
Entiendo que, cuando comes paella en tu querida Sitges,
no actúas de la misma manera que cuando sales por televisión y dices las
cosas que dices.
Eu quero que Saiba ‘(quiero que sepas) que hace más de 25 años
que me dedico a la formación de personas (quiero decir de buenas personas)
y que por mis manos han pasado varios cientos
de alumnos que, en el 99,9% de los casos, eran una fotocopia de
sus padres. Cuando en clase tenía un niño que era llamativo y malhablado,
en la reunión de curso con los padres entendía el porqué
de aquellas características en sus hijos. Los padres somos
los primeros espejos de nuestros hijos. Ellos nos
tienen como modelo y por un efecto que se
denomina mimético acaban siendo, comiendo, hablando,
caminando y respirando como nosotros. Después
hay otras variables que intervienen, pero
la huella que dejamos desde pequeños en ellos es
muy determinante.
‘Estou convencido’ de que tu actitud en
casa no debe ser la misma que tu conducta
pública y televisiva, pero cuando dices las
cosas que dices y haces las cosas que haces por
la caja tonta piensa en tu hijo, que te mira y te copia. Piensa en
sus compañeros, que ahora deben ser del Madrid, pero que dentro de unos
cuantos años no lo serán, o sí. Piensa que quizá lo que le estás transmitiendo
es una manera peculiar de ir por la vida, fanfarrona y prepotente, y
que más tarde o más temprano se le puede volver en su contra. Piensa que tu
hijo debe hacerse muchas preguntas (el porqué de las cosas) pero que
esta ignorancia infantil puede ser conducida de una manera educada y
sutil o bien de una manera irónica y descarada.
‘Ouvir o mi Conselho’ (escucha mi consejo). No seas tan
primario y egoísta y dedica un tiempo a pensar qué le viene a la cabeza a
tu hijo cuando te ve diciendo lo que dices y haciendo lo que haces, piensa si te
gustaría que él fuera como tú y si la respuesta es afirmativa, pues
adelante, sigue siendo grosero, injurioso y egocéntrico, pero si quieres
que tu hijo no sea como tú, déjalo entrar en el mundo de los hombres
con sensatez.
“Graças mate e futebol ao vivo longa”

Author

Joan Carles Folia

2 Comentarios

Los comentarios están cerrados.

  1. Se puede decir más alto pero no más claro. Ahora este señor ya se ha ido. Por fin