Todos podemos equivocarnos

Hola Juan Carlos me parece que las decisiones que he tomada en mi vida son todas malas. Debería no haber nacido y así no hubiese sufrido y tampoco hubiera hecho sufrir a mis más cercanos.

Clara.

Mi opinión:

Hola Clara, la toma de decisiones siempre ha sido el caballo de batalla de los hombres y las mujeres como tú  y como yo. De carne y hueso, terrenales y con estados de animos y sentimientos variados. Todos tenemos (unos más que otros) la sensación que nos hemos equivocado miles de veces. Si hubiera…., si volviera hacia tras…. La verdad és que el lamento de lo pasado es una pérdida de  tiempo absoluta, no te lleva a ningún sitio. Debes valorar, seguro que las hay, aquellas cosas que, eligiéndolas tú, han funcionado y que deben servirte para afianzar la posición de que unas veces se acierta y otras se falla. El futuro no está decidido, lo marcas tu, básicamente con tu predisposición para acertar las cosas que aún tienen que venir. Afrontarlas con optimismo, decisión, visión positiva y valentía nos lanza hacia el camino del convencimiento, éste nos lleva hacia la consecución de objetivos y estos nos acercan a la toma de decisión correcta. En el caso que el proceso desemboque en fracaso, convencimiento + fortaleza nos garantizará una buena acceptación y una nueva intentona. La peor toma de decisiones es caer en el desánimo, esa decisión te lleva a no ser capaz de tomar otras de nuevas y seguro que mejores.

Joan Carles Folia

Author

Joan Carles Folia