Visión global, ensanchando el foco

No hace muchos días que recibía en mi consulta un señor de mediana edad (50 años), alto, educado, bien vestido. Nada más entrar y acomodarse salió de su boca: “Joan Carles, soy un desgraciado, mi vida es una mierda, ¿puedes ayudarme?. La verdades que así de entrada la fuerza con que me decía esa frase me puso en una alerta considerable. Silencio. Y después de unos segundos empecé a hablar. – ¿Estas casado?  Rta: Si, muy feliz con mi pareja. ¿Tienes hijos? Rta. Sí, dos hijas muy guapas de 16 y 14años, son una pasada. ¿Qué tal con los amigos? Rta:genial,  cada viernes montamos una cena y nos lo pasamos muy bién. ¿Y de salud? Rta: Bien, bien me encuentro como un chaval. ¿Cómo te va el trabajo? fatal, acabo de cerrar la empresa de la familia de toda la vida, es por eso que mi vida ES UNA DESGRACIA. Claro, Claro ya lo veo de 5 cosas que juegan de manera importante en tu vida en una, la del trabajo, ahora, circunstancialmente, no acaba de funcionar como a ti te gustaría, pero en todo lo demás eres un privilegiado, un verdadero privilegiado. Buen matrimonio, con dos hijas estupendas, querido por los amigos y con buena salud. Si quieres te puedo explicar casos de verdadera desgracia de 5 cosas desgraciadas de 5 posibles. Me congratula decirte que NO ERES UN DESGRACIADO Y TU VIDA NO ES UNA DESGRACIA, ERES UN PRIVILEGIADO QUE COMO NOS OCURRE A TODOS HAY COSAS QUE PUEDEN Y DEBEN MEJORAR, sólo depende de donde ponemos el foco, de la visión global y no particular de las cosas (todas) que nos rodean.

Author

Joan Carles Folia